Para conseguir este exquisito alimento, se elabora la masa a base de harina de trigo, agua y levadura. Se moldea y leva para después  secarlo en hornos para su posterior molienda.
Se utiliza para elaborar una de las comidas más ricas; “La Milanesa”.  Si bien el Pan Rallado le queda muy bien a la milanesa, no siempre se usa ya que al tener levadura tiende a poner ácida la milanesa. Recordemos que la levadura es una bacteria que ayuda en el proceso de leudado.  
En reemplazo del Pan Rallado suele usarse “Rebozador”. Tiene los mismos ingredientes que el pan rallado menos la levadura.  Esto lo hace más estable por lo que suele ser  la mejor opción para las industrias.
La creciente demanda y el proceso industrial de fabricación de Pan Rallado, ampliaron la oferta de texturas, colores y pesos. Hoy en día se puede conseguir un pan rallado liviano y crocante o bien, compacto y pesado para productos con una sola pasada por pan.
También suele ser usado como relleno para pastas, empanadas y hasta chacinados. Su capacidad de absorción lo convierte en un producto ideal para retener el jugo de los alimentos.


Publicado el

panrallado pan rallado alimento harina trigo agua levadura milanesa rebozador pastas empanadas chacinados absorcion




Destacados:

Plantas aromáticas, usos y propiedades. El arte de condimentar

Ver contenido

Qué es el Regaliz...?

Ver contenido

Uso de condimentos como conservantes

Ver contenido

Los 10 Ajíes más picantes del mundo

Ver contenido